La cumbre de París o COP21 y el cambio climático

 

La cumbre de París o COP21 y el cambio climático

Daremos inicio a el tema con una breve historia acerca de las revoluciones industriales que han sucedido hasta la actualidad, porque han sido la premisa en la creación de la cumbre de París para el cambio climático; hasta el siglo XXI han acontecido tres revoluciones, que en la evolución de la humanidad se han basado en el aprovechamiento de  los recursos naturales, con el fin de suplir las necesidades básicas del hombre como han sido, la necesidad de comida, de vestir y  de comunicarse, las cuales han funcionado como factor de  evolución, desarrollo y eficiencia no solo del hombre, también con una gran  incidencia en la industria, tanto en escenarios locales y globales, llegando a alcanzar en la actualidad un nivel de consumo masivo de bienes y servicios. Con un análisis en el desempeño de la cumbre de París y sus antecesores creados fundamentalmente con   propósitos sociales, económicos y primordialmente ambientales, en contraste con  el impacto y la influencia que han tenido en el mundo; desempeño que a través de organizaciones privadas y oficiales evalúan los resultados de sus estrategias  para el mundo y la humanidad.

Historia de la revolución industrial

A continuación citó los datos relevantes de las tres revoluciones industriales y se enmarcan los acontecimientos que llevaron a el mundo a la gestión de estrategias políticas en el cuidado del medio ambiente.

La Revolución Industrial o Primera Revolución Industrial el proceso de transformación económica, social y tecnológica que se inició en la segunda mitad del siglo XVIII en el Reino de Gran Bretaña, que se extendió unas décadas después a gran parte de Europa occidental y Norteamérica, y que concluyó entre 1820 y 1840. Durante este periodo se vivió el mayor conjunto de transformaciones económicas, tecnológicas y sociales de la historia de la humanidad desde el Neolítico,que vio el paso desde una economía rural basada fundamentalmente en la agricultura y el comercio a una economía de carácter urbano, industrializada y mecanizada.  (Recuperado el 30 de noviembre de 2017 https://es.wikipedia.org/wiki/Revoluci%C3%B3n_Industrial).

El término de Segunda Revolución Industrial designa el conjunto de transformaciones socio-económicas interrelacionadas que se produjeron aproximadamente entre 1850 hasta 1870 y el comienzo de la Primera Guerra Mundial, en 1914. Durante este periodo los cambios se aceleraron fuertemente. El proceso de industrialización cambió su naturaleza y el crecimiento económico varió de modelo. Los cambios técnicos siguieron ocupando una posición central, junto a los ocurridos en los mercados, en su tamaño y estructura. Las innovaciones técnicas concentradas esencialmente, en nuevas fuentes de energía como el gas, el petróleo o la electricidad; nuevos materiales y nuevos sistemas de transporte (avión y automóvil) y comunicación (teléfono y radio) indujeron transformaciones en cadena que afectaron al factor trabajo y al sistema educativo y científico; al tamaño y gestión de las empresas, a la forma de organización del trabajo, al consumo, hasta desembocar también en la política.  (Recuperado el 30 de noviembre de 2017 https://es.wikipedia.org/wiki/Segunda_Revolución_Industrial)

A lo largo de la historia, las transformaciones económicas ocurren cuando convergen las nuevas tecnologías de la comunicación con los nuevos sistemas de energía. Las nuevas formas de comunicación se convierten en el medio de organización y gestión que las civilizaciones más complejas han hecho posible mediante las nuevas fuentes de energía. La conjunción de la tecnología de comunicación de Internet y las energías renovables en el siglo XXI está dando lugar a la llamada Tercera Revolución Industrial.  (Recuperado el 30 de noviembre de https://es.wikipedia.org/wiki/Tercera_revoluci%C3%B3n_industrial)

     La revolución industrial ha sido la premisa a la construcción de organizaciones gubernamentales y acuerdos multilaterales que promueven el cuidado del medio ambiente y el aprovechamiento sano responsable y equitativo de los recursos naturales, razón para la que se designan grupos especiales con el fin de tratar impactos específicos dentro de el marco global:

La Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) establecida en mayo de 1992, en la «Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro»; entró en vigor en marzo de 1994 con la premisa de reforzar la conciencia pública a escala mundial sobre los problemas relativos al Cambio Climático. Entre sus objetivos principales se destaca la estabilización de las concentraciones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en la atmósfera para impedir riesgos en el sistema climático. La Conferencia de las Partes (COP) se establece como el órgano supremo de la Convención y la asociación de todos los países que forman parte de ella. En las reuniones anuales participan expertos en medioambiente, ministros, jefes de estado y organizaciones no gubernamentales. (Recuperado el  30 de noviembre de https://sgerendask.com/breve-historia-de-las-cop-conferencias-sobre-el-cambio-climatico/)

Tras la evidente necesidad de  minimizar los efectos del cambio climático, continúan  las convenciones globales tratando de solucionar los problemas en materia ambiental; así, es  como en el COP21 o cumbre de Paris se establecen los objetivos principales y las estrategias empleadas para su misión; entre ellos y uno de las más relevantes es “ Anima, por primera vez, a los países en desarrollo a que proporcionen financiación de manera voluntaria y resalta el liderazgo de los países desarrollados a la hora de movilizar recursos financieros”. (Recuperado el 30 de noviembre de http://www.mapama.gob.es/es/cambio-climatico/temas/cumbre-cambio-climatico-cop21/resultados-cop-21-paris/default.aspx)

Con la intención de generar claridad en cuanto a la proyección de este acuerdo multilateral, se cita de forma directa la visión de la convención del COP21, en el siguiente párrafo:

La COP21 terminó con la adopción del Acuerdo de París que establece el marco global de lucha contra el cambio climático a partir de 2020. Se trata de un acuerdo histórico de lucha contra el cambio climático, que promueve una transición hacia una economía baja en emisiones y resiliente al cambio climático, en ella se refleja y se tienen en cuenta las diferentes realidades de los países, es justo, ambicioso, duradero, equilibrado y jurídicamente vinculante. (Recuperado el 30 de noviembre de 2017  de http://www.mapama.gob.es/es/cambio-climatico/temas/cumbre-cambio-climatico-cop21/resultados-cop-21-paris/default.aspx).

Como se mencionó anteriormente, la creación del acuerdo prevee mitigar el efecto de gases invernaderos y emisiones de Co2 en la atmósfera; sin embargo ¿cuáles son las estadísticas reales en cuanto a la efectividad y el impacto positivo generado desde la fundación de los acuerdos para el cambio climático? Durante y desde el inicio de las políticas promotoras de consumo responsable y cuidado del ecosistema, se han centrado en reducir el incremento negativo y contraproducente del calentamiento global. En relación a la pregunta anterior utilizo el siguiente ejemplo para poner en paralelo las estadísticas en materia ambiental, con uno de los objetivos específico del COP21: “ El aumento de la temperatura media en la Tierra se quede a final de siglo muy por debajo de los dos grados respecto a los niveles preindustriales e incluso intentar dejarlo en 1,5º.”(Recuperado 30 de noviembre de 2017 de https://elpais.com/internacional/2015/12/12/actualidad/1449910910_209267.html)

En las gráficas siguientes se muestra la situación actual en emisión de Co2 y/o dióxido de carbono y las cifras de incremento anual:

Figura 1. Gráfica emisión de Co2. Comisión Económica Para América Latina y el Caribe Unidad de Cambio Climático División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos. (Recuperado de https://www.cepal.org/sites/default/files/courses/files/presentacion_general_cc.pdf)

Figura 2. Gráfica. Centro de Análisis de Información sobre Dióxido de Carbono, División de Ciencias Ambientales del Laboratorio Nacional de Oak Ridge ( Tennessee, Estados Unidos ).( Recuperado de https://datos.bancomundial.org/indicador/EN.ATM.CO2E.KT?view=chart)

     De los gráficos anteriores se puede inferir que el incremento en emisiones de partículas contaminantes  por millón en el aire, desencadenantes del calentamiento global a las cuales, se les atribuye  el aumento de fenómenos naturales con consecuencias negativas para el planeta; como son: el derretimiento de los polos, la subida del nivel del mar y  los movimientos de placas tectónicas, como afirma la agencia de noticias online Reuters “El cambio climático no sólo afecta a la atmósfera y a los océanos, sino también a la corteza terrestre. Toda la Tierra es un sistema interactivo” Bill McGuire (Citado en Reuter 2009)( Recuperado de https://es.reuters.com/article/entertainmentNews/idESMAE58G08R20090917).

El párrafo anterior es un claro ejemplo de el impacto desfavorable en cuanto a el notable aumento de fenómenos naturales ocurridos en el planeta, “en los últimos cuatro años se han contabilizado unos 3.400 fenómenos de esas características, un 14% más que en los diez años anteriores y casi el doble que en el periodo 1985-1995. (Recuperado de 30 noviembre de 2017 http://www.adnradio.cl/noticias/sociedad/onu-advierte-el-aumento-de-los-desastres-naturales-por-el-cambio-climatico/20151123/nota/3004842.aspx).

La batalla contra el calentamiento global no ha sido tan efectiva como se planteó inicialmente en la creación de La Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) establecida en mayo de 1992, las consecuencias para la población han sido en aspectos sociales, económicos y ambientales debido a los vestigios dejados por el paso de las catástrofes naturales; como dice Margareta Wahlstrom columnista del periódico digital ADN radio: “El mundo está pagando un precio alto, desastres naturales como las inundaciones, tormentas, olas de calor y otros, han costado la vida a 600.000 personas desde 1995, según datos entregados por la ONU, y la tendencia es a que sigan aumentando” (Recuperado noviembre 30 de 2017 de http://www.adnradio.cl/noticias/sociedad/onu-advierte-el-aumento-de-los-desastres-naturales-por-el-cambio-climatico/20151123/nota/3004842.aspx).

En cuanto a las partes involucradas y su comportamiento frente a los acuerdos pactados cito como ejemplo a una de las potencias del mundo más industrializadas la cual a declarado su deseo de apartarse de los acuerdos de la cumbre de París: EE.UU,  un país donde  su líder exclama desigualdad en las medidas requeridas para cada parte en la consecución de los propósitos generales de la cumbre, argumentando que sin la participación de Estados Unidos en el acuerdo; los cambios en el planeta no serán significativos.

Trump ha dicho que el Acuerdo de París suponía “cargas draconianas para la economía”. Y ha pasado a desgranar una serie de supuestas pérdidas de empleos “hasta 2,7 millones” en sectores como el automóvil o el acero. También le ha parecido intolerable la financiación del Fondo Verde para que los países pobres puedan adaptarse y mitigar las consecuencias del cambio climático. “Cuestan una fortuna”, Rejón R.(01 de julio de 2017).Donald Trump se desentiende de la lucha contra el cambio climático al sacar a EEUU del Acuerdo de París. Eldiario.es. Recuperado de http://www.eldiario.es/sociedad/EEUU-desentiende-climatico-Acuerdo-Paris_0_649886132.html)

Este escenario complejo e involucrado en atmósferas internacionales genera dudas acerca de la  efectividad  del COP21  frente  a la verdadera perspectiva e intención de los diferentes países participes de la cumbre, dando paso a un interrogante en cuanto a las ambiciones del proyecto ambiental que con premisas como la de EE.UU y  su falta de participación en el  proyecto, dejan de manifiesto la falta de claridad hacia un camino  de éxito, porque cada integrante es autoritario para legislar  internamente a favor de la visión global ambientalista e idealista de la cumbre de París; a raíz de este hecho crece la incertidumbre de la verdadera disposición de cada país en disminuir el calentamiento global  en contraste con los intereses económicos propios de cada nación, decantándose por sus propios objetivos  en sectores industriales como es el caso claro de EE.UU, el que podría ser tan solo la punta del Iceberg de esta compleja situación.

Es posible concluir con la idea clara de la necesidad de regular la explotación responsable de recursos naturales, para poder mitigar los impactos generados por el calentamiento global en aspectos económicos, sociales y ambientales, los cuales se extrapolan a contextos políticos y gubernamentales, contextos en donde los más afectados suelen ser  las comunidades más vulnerables, precisamente aquellas que menos beneficios obtienen de la extracción de recursos. Se pueden resaltar los avances en comunicación y tecnología  que han permitido avances académicos y sociales que son positivos para la sociedad, pero  no se pueden ignorar las repercusiones  que tienen las grandes industrias en cuanto a contaminación, está claro que la industria es promotora de empleo para la comunidad, pero es necesario crear políticas que mantengan un balance entre explotación de recursos, crecimiento económico, empleo y disminución de Co2 con carácter urgente y así alcanzar los objetivos planeados. El COP21 para el calentamiento global tiene una misión noble que es el resultado de la conciencia  crítica y objetiva de la situación actual del planeta, basados en la visión de un futuro sostenible para el  mundo, en donde existe la probabilidad  de llegar a resultados azarosos con un porcentaje de variabilidad no muy amplio en cuanto a los efectos negativos e incidentes en la calidad de vida de las generaciones próximas; finalizo con la memorable labor realizada a conciencia por los líderes políticos del mundo y de las organizaciones participes, y la importancia entre la industria, la evolución de la economía y la proyección social; adoptando compromisos ideados en las mejores prácticas para poder alcanzar un impacto ambiental positivo; la explotación de recursos es una realidad inevitable que con trabajo mancomunado entre el gobierno, la industria, la firme convicción en disminuir las emisiones de Co2 y políticas alineadas  con las necesidades ambientales actuales de la sociedad mundial podamos estar cerca de un futuro mejor.

Webgrafia ( 6º edi, normas APA)

https://es.wikipedia.org/wiki/Revoluci%C3%B3n_Industrial

http://www.adnradio.cl/noticias/sociedad/onu-advierte-el-aumento-de-los-desastres-naturales-por-el-cambio-climatico/20151123/nota/3004842.aspx

https://es.reuters.com/article/entertainmentNews/idESMAE58G08R20090917

https://sgerendask.com/breve-historia-de-las-cop-conferencias-sobre-el-cambio-climatico/

https://datos.bancomundial.org/indicador/EN.ATM.CO2E.KT?view=chart

http://www.mapama.gob.es/es/cambio-climatico/temas/cumbre-cambio-climatico-cop21/resultados-cop-21-paris/default.aspx

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s